Necesito verte aquí.

|
Ella pasaba la noche echándole de menos, soñando con su mirada, respirando el último suspiro que su perfume quedó en aquella habitación. Miraba por su ventana, la luna estaba llena y ninguna nube la rodeaba.
No podía parar de recordar ese último momento. Todo terminó ahí. Ahora se arrepentía de todo lo que había pasado. Lloraba recordando su huída por las calles de la ciudad. Recordaba la gente cruzándose indiferente ante su miedo, sus lágrimas cayendo como si un trozo de su alma se fuese con ellas.
Todo había empezado como una discusión más en aquel lugar, su lugar. Esta vez ella se sentía perdida, quería arreglarlo. Buscaba soluciones sin control, él ni siquiera levantaba la cabeza para mirarla.
Ella con su mirada inocente, sus labios buscando un beso, quizás el último. Ella enamorada como siempre.
Él ausente, con la cabeza en otro lugar, muy lejos de aquella situación. Para él, una más.
Con los ojos empañados en lágrimas le miró, le suplicó, le abrazó, le besó.
Él quieto, inmóvil a todo, él ya no la quería, no la amaba. Él ya no recordaba su primera vez juntos, sus abrazos en la orilla del mar, él ya no quería recordar el cariño que ella le regalaba con cada sonrisa.
Ella le miró por última vez y le preguntó:
-¿Acaso ya no me quieres?
-No. Respondió él.
Fin. Todo terminaba con ese “NO”. Intentó hablar pero de sus labios no salió ninguna palabra.
Huyó de ese lugar, sus pies corrían, su débil alma buscaba un sitio mejor donde encontrar una palabra de aliento.
Entró en su casa sin pronunciar palabra alguna, corrió a su habitación llena de fotos de él. Recordaba, recordaba y no podía parar de recordar. Sus momentos juntos: en la playa, en la feria de su ciudad, en su casa, en el cine,... Miró una foto, era especial. Era de aquel día en el que ambos fueron de viaje a Madrid. Fue su mejor fin de semana. Él la cuidó, la amó. Ella rompió a llorar.
Ahora todo había terminado. Tendría que empezar de cero.
Se metió en su cama, se arropó con su colcha de color rosa. Se sentía tan desprotegida, ¿quién la cuidaría ahora?
Y la última canción de su mp3 repitió: necesito verte aquí.

1 comentarios:

lourdes030991 disse...

Me encanta como escribes! =) Está genial, bonita entrada! Un beso ;)

Enviar um comentário